Seleccionar página

El calcio es un micronutriente que cumple funciones esenciales en nuestro organismo, como: asegurarnos unos huesos y dientes sanos y fuertes, o ayudar a nuestro corazón, músculos y nervios a funcionar apropiadamente.

La infancia a y la adolescencia son las etapas más relevantes para dotar a nuestro organismo de la cantidad de calcio que necesita para llevar a cabo sus funciones correctamente, y evitar posibles enfermedades motivadas por la falta de calcio, en esas etapas o en etapas futuras.

Es importante tener en cuenta que la mejor manera de alcanzar los niveles de calcio recomendados es a través de los alimentos. Pero, cuando no podemos mantener una alimentación equilibrada, con el aporte de calcio diario recomendado, una buena solución es cubrir nuestra falta de calcio con suplementos de calcio de venta en farmacias.

Los casos más frecuentes de falta de calcio en la dieta son:

 

¿Qué tener en cuenta antes de tomar suplementos de calcio?

 

Antes de empezar a tomar suplementos de calcio, debemos tener en cuenta factores como:

  • Los medicamentos que tomamos, pues los suplementos de calcio pueden interactuar con ellos. En estos casos es imperativo consultar con nuestro médico sobre las posibles interacciones y la conveniencia de usar un suplemento u otro.
  • Las cantidades de calcio diario recomendadas, que reflejan la cantidad real de calcio que necesita nuestro cuerpo para funcionar correctamente.
  • Su absorción, ya que nuestro cuerpo debe absorber el calcio para que sea eficaz. Según los expertos, lo ideal es tomarlo en pequeñas dosis, junto a las comidas.
  • La cantidad de calcio elemental del suplemento (cantidad real de calcio del suplemento). Es decir, si el citrato de calcio tiene un 21% de calcio elemental, en 1250 mg de suplemento tendremos 262,5 mg de calcio elemental.
  • La tolerancia, o cómo nuestro organismo asimila el suplemento.
  • El precio y la garantía de seguridad del suplemento.
  • El formato en el que viene el suplemento, pues si no nos gusta el sabor de un suplemento podemos tomarlo en forma de pastilla o, si nos cuesta tragar las pastillas, tal vez prefiramos masticarlo.

 

Tipos de suplementos de calcio

 

Los suplementos de calcio se venden en distintos formatos: tableta, cápsula, líquido, masticable o en polvo, y utilizan compuestos con cantidades diversas de calcio elemental (cantidad real de calcio del suplemento). Los suplementos de calcio, de venta en farmacia, más comunes son:

  • Citrato de calcio (21 % de calcio elemental) :  el suplemento del calcio más caro, pero que se absorbe bien, tanto con el estómago vacío como lleno.
  • Carbonato de calcio (40 % de calcio elemental) : cada píldora o masticable ofrece 200 mg o más de calcio, y ha de tomarse en las comidas.
  • Lactato de calcio (13 % de calcio elemental) : contiene menos calcio que los suplementos de carbonato y citrato.
  • Gluconato de calcio (9 % de calcio elemental) : contiene menos calcio que los suplementos de carbonato y citrato.
  • Las fórmulas infantiles son las más seguras para bebés, con las cantidades de calcio y minerales adecuadas a lo que ellos necesitan.
  • Algunos suplementos de calcio se combinan con otras vitaminas y minerales. Esta es una información importante a tener en cuenta si tenemos algún problema de salud.

Tengamos presente que, un exceso de calcio nunca será bueno para el organismo, ni nos proporcionará protección adicional. Existe un límite máximo recomendado para adultos, de entre diecinueve y cincuenta años, de 2500 miligramos al día y, para personas mayores de cincuenta y uno, de 2000 mg al día.

Por lo que, ante todo, antes de incluir un suplemento o complemento alimentario en nuestra dieta diaria, hablemos con un profesional sanitario y que nos indique el tipo de suplemento adecuado a nuestro caso particular, las cantidades a consumir o la frecuencia más indicada para las tomas, entre otras dudas que nos puedan surgir.

 

Todos los resultados de búsqueda
Shopping cart
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0
Wishlist 0
Continue Shopping