Seleccionar página

El sacaleches, o extractor de leche, es un producto muy utilizado durante la lactancia porque presta apoyo en el día a día familiar y favorece la salud, tanto de la madre como del bebé.

Es importante saber cuándo el sacaleches puede sernos de ayuda pues, parte de los beneficios de la lactancia se relacionan con el acto de amamantar y la proximidad y el contacto directo que conlleva.

 

¿Cuándo es útil un sacaleches?

 

Aunque puede dolernos el pecho al usarlo, hay multitud de casos en los que el sacaleches es verdaderamente útil:

  • Bebés prematuros: en este caso, los bebés pueden tener problemas para alimentarse solos. El sacaleches permite alimentarlo con leche materna y estimular la producción de leche por parte de la madre.
  • Ingurgitación mamaria: cuando la madre produce tal cantidad de leche que la acumulación de líquido le produce dolor e inflamación, el sacaleches aliviará su sintomatología.
  • Malformaciones: cuando el bebé presente malformaciones, en la boca o el paladar, que le generen problemas para amamantar, el sacaleches permitirá que el pequeño se alimente con leche materna.
  • Tratamiento farmacológico: para no intoxicar al bebé con los medicamentos que deba tomar la madre, el sacaleches posibilita, tanto almacenar leche materna antes de empezar con la medicación como desechar la leche contaminada durante el tratamiento.
  • Grietas en el pecho: esta lesión puede impedirnos amamantar al bebé. El sacaleches nos ayudará a seguir alimentando al pequeño con leche materna. También podemos echar manos de cremas para pechos doloridos por la lactancia o pezoneras que mejoren nuestra experiencia con el sacaleches.
  • Pechos planos o invertidos: el sacaleches ayuda a formar los pechos para la lactancia.
  • Producción de leche materna: cuando a la madre no le es posible dar el pecho al bebé o ha tenido que interrumpir el amamantamiento por algún motivo (relactación), el sacaleches la ayudará, tanto a estimular el pecho y retomar la producción como a mantener la producción de leche.
  • Si el padre quiere participar en la lactancia, el sacaleches promoverá que pueda alimentarlo con leche materna mediante un biberón.
  • Si la madre quiere descansar, el sacaleches ofrece la posibilidad de almacenar la leche materna y darla al pequeño en biberón.
  • Cuando la madre está ausente, el sacaleches permite extraer la leche materna necesaria para que otra persona pueda alimentar al bebé con un biberón.

 

El papel del sacaleches en la alimentación del bebé

 

Extraernos leche materna para comprobar cuántos mililitros consume el bebé, ‘por si acaso me quedo sin leche’ o para saber cuánta leche tiene la madre, no son buenos motivos para usar un sacaleches.

Primeramente, un bebé debe comer a demanda y él mismo nos indicará cuándo tiene hambre. Los signos más recurrentes de los bebés cuando tienen hambre son: abrir los ojos y buscar en su entorno, mover la cabeza de un lado a otro, chupar algo reiteradamente, sacar la lengua constantemente, llevarse las manos a la boca o inquietarse.

Por otro lado, el amamantamiento siempre producirá más cantidad de leche que un sacaleches, pues el principal estimulante para la producción de leche materna es la succión del bebé. Cuantas más veces mame el bebé, más cantidad de leche producirá la madre.

 

¿Cómo usar el sacaleches adecuadamente?

 

Para sacarle la mayor productividad al sacaleches, los profesionales sanitarios señalan que el tiempo adecuado de uso es de veinte minutos cada dos horas, aproximadamente.

La recomendación para madres con poca producción de leche materna es colocarlo cinco minutos en uno de los pechos, y después, hayas sacado mucha leche o ninguna, cambiar de pecho otros cinco minutos, así hasta completar los veinte minutos totales.

También se aconseja hacer un masaje de estimulación previo y ayudar en la extracción manualmente, mediante la compresión mamaria.

Si amamantamos al bebé con un pecho mientras en el otro colocamos el sacaleches, favoreceremos el resultado.

Al amamantar al bebé durante la noche usando un solo pecho, a la mañana siguiente el otro estará cargado y conseguiremos un mayor volumen de leche materna.

Lo más indicado, para sacar el mayor provecho posible al sacaleches, es conocer los distintos tipos de sacaleches que existen en el mercado y escoger el que mejor se ajuste a nuestras necesidades.

Pero no perdamos de vista que, extraernos leche con mucha frecuencia puede inducir a un exceso de producción láctea, con los problemas e incomodidades que ello conlleva para la madre.

 

Todos los resultados de búsqueda
Shopping cart
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0
Wishlist 0
Continue Shopping