Seleccionar página

Es inviable eliminar las arañas vasculares definitivamente pero, sí hay tratamientos para extirpar algunas de las existentes y prevenir, en la medida de lo posible, su aparición.

Las arañas vasculares se conocen científicamente con el nombre de telangiectasias o microvarices.

Son pequeñas venas superficiales, menores a 1mm, permanentemente dilatadas, que pueden preceder a las varices.

Se manifiestan en colores rojo, morado o azul y, aunque son visibles, no se hinchan bajo la piel. Si las presionamos, desaparecen, pero, al soltarlas, vuelven a manifestarse.

Forman parte de la red venosa superficial y corresponden al grado más leve de insuficiencia venosa.

Por sí mismas, no causan problemas clínicos pero, al ser un trastorno médico-estético, pueden extenderse y empeorar.

Por lo general, lucen en rostro, escote o piernas, y son más comunes entre las mujeres que entre los hombres.

De acuerdo con su apariencia, se clasifican en cuatro tipos: lineales, arborizadas, en forma de araña o estrella, papulares.

 

Prevenir la aparición de las arañas vasculares

 

Es muy difícil prevenir la aparición de arañas vasculares, pero podemos reducir su capacidad de desarrollo mediante:

  • Masajes diarios, realizando movimientos circulares para activar la circulación. Podemos usar cremas y geles destinados a su tratamiento, o cremas hidratantes.
  • Una dieta equilibrada: alta en fibra y antioxidantes, y baja en sodio.
  • Practicar ejercicio
  • Beber un litro y medio de agua
  • Movernos, tras pasar mucho tiempo sentados, o descansar, si pasamos mucho tiempo en pie.
  • Evitar malas posturas y poner los pies en alto, para que la sangre de las piernas llegue al corazón.
  • Eludir pantalones ajustados.
  • Abandonar zapatos apretados o con tacón alto.
  • No fumar.
  • Reducir el consumo de alcohol.

 

Diferentes tratamientos para las arañas vasculares

 

No hay una fórmula magistral que elimine, de manera definitiva, la aparición de las arañas vasculares pero, algunos tratamientos eliminarán parte de las ya existentes y mejorarán nuestra circulación sanguínea:

 

Tratamientos naturales para las arañas vasculares

 

  • Extracto de Ginkgo biloba: refuerza las venas, favorece la oxigenación y mejora la circulación. Hay varios formatos de venta libre en farmacias, consulta al farmacéutico la mejor opción para tu caso particular y el modo de usarlo.
  • Vinagre de manzana: aumenta el riego sanguíneo y refuerza las capas más superficiales de la piel. Puedes usarlo como alimento o aplicarlo directamente en la zona afectada, con un masaje circular o con gasas impregnadas.
  • Jengibre: rompe la proteína que se acumula en la sangre, atenuando el color rojizo de las arañas vasculares. Puedes usarlo para especiar las comidas o prepararlo en infusión.
  • Cola de caballo: sus propiedades diuréticas y reminerailzantes favorecen la circulación sanguínea. Hay varios formatos de venta libre en farmacias, consulta al farmacéutico la mejor opción para tu caso particular y el modo de usarla.
  • Aplicar agua fría tras el baño, mejorará la circulación y facilitará el retorno venoso.

 

Tratamientos farmacéuticos para las arañas vasculares

 

  • Medias de compresión: básicas para tratar cualquier insuficiencia venosa. Favorecen el retorno venoso y reducen la hipertensión venosa; existen tres tipos: pantimedias de compresión, medias de compresión con gradiente (venta libre), medias de compresión con gradiente de presión (recetadas). Sólo están contraindicadas en personas con isquemia, fallo cardíaco, flebitis o flegmasía cerúlea dolorosa.
  • Cosméticos: productos de maquillaje, disponibles en varias tonalidades y con factor de protección solar 16. Hay varios tipos de venta libre en farmacias, consulta al farmacéutico la mejor opción para tu caso particular y el modo de usarlos.
  • Cremas y geles flebotónicos: aumentan el tono de las venas y la resistencia de los capilares. Hay varios tipos de venta libre en farmacias, consulta al farmacéutico la mejor opción para tu caso particular y el modo de usarlos.

 

Tratamientos quirúrgicos para las arañas vasculares

 

  • Escleroterapia: inyección de líquido esclerosante que convierte las venas afectadas en tejido cicatrizado.
  • Láser percutáneo: envía impulsos luminosos que disipan la vena hasta hacerla desaparecer.

 

¿Por qué aparecen las arañas vasculares?

 

Las arañas vasculares son el resultado de un sistema circulatorio deficiente y consecuencia de estar experimentando el primer estadio de una insuficiencia venosa.

Las venas tienen válvulas que se abren y se cierran para transportar la sangre por todo el cuerpo, hasta el corazón. Cuando estas válvulas no se cierran correctamente, en vez de circular hasta el corazón, la sangre vuelve a la vena y se acumula allí, causando dilatación, inflamación o rotura.

Las arañas vasculares aparecen por un aumento de la presión venosa, que deriva en rotura o dilatación de pequeños vasos sanguíneos. Aunque no suelen ser dolorosas, son molestas y pueden provocar picazón.

Existen varios factores que fomentan la aparición de arañas vasculares:

  • Factores genéticos
  • Factores hormonales: estrógenos, pubertad, menopausia, embarazo, uso de anticonceptivos o desordenes menstruales.
  • Edad: con el paso del tiempo, el retorno venoso no se efectúa correctamente.
  • Estatura: a mayor altura, más les cuesta a las venas trasportar la sangre al corazón.
  • Temperatura: exposiciones prolongadas a fuentes de calor aceleran su aparición.
  • Falta de oxígeno.
  • Uso de corticosteroides.
  • Sustancias químicas que irritan la piel.
  • Infecciones bacterianas o virales.
  • Rosácea.
  • Falta de ejercicio.
  • Largos períodos de tiempo en pie, sentados o con las piernas cruzadas.
  • Malos hábitos alimentarios y sobrepeso.

 

Todos los resultados de búsqueda
Shopping cart
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0
Wishlist 0
Continue Shopping